NGC 7078

NGC 7078 es un cúmulo globular conocido también por el nombre de messier 15, se encuentra situado en la constelación de Pegaso a unos 33600 años luz de distancia de nuestro sistema solar, con una edad de 12000 millones de años es uno de los cúmulos globulares más antiguos que se conocen.

Messier 15 tiene un diámetro de 175 años luz aproximadamente, y una magnitud absoluta de -9,2 lo que equivale a una luminosidad 360000 más intensa que la de nuestro sol, con sus más de 100000 estrellas es uno de los cúmulos con mayor densidad conocidos y gracias a los estudios realizados se sabe de la existencia de un agujero negro en su núcleo.

Contiene un elevado número de estrellas variables, en torno a unas 158. De esta cifra, 104 son del tipo RR Lyrae aunque no faltan las de tipo Cefeida y otras de largo período. Asimismo, se han datado al menos 9 púlsares, incluyendo posiblemente el único sistema conocido de púlsar binario. Habría que incluir también una estrella doble de neutrones. Más aún, M15 alberga una de las cuatro nebulosas planetarias conocidas en un cúmulo globular.
M15 es fácilmente visible en la constelación de Pegaso con solo emplear unos prismáticos; sin embargo, se verá como una estrella borrosa en telescopios pequeños. Los de 150 mm de diámetro empiezan a revelar estrellas individuales, siendo la más luminosa de magnitud +12,6. Todas sus variables -de 14 a 16- pueden ser estudiadas por el aficionado, a condición de trabajar con instrumentos medianos (a partir de 200 mm de abertura) dotados de una cámara CCD.
NGC 7078 fue descubierto por Jean-Dominique Maraldi en el año 1746 mientras estudiaba el cometa De Chéseaux. En el año 1764, Charles Messier la incluyó en su catálogo de objetos astronómicos, en el cual lo describió como una “nebulosa sin estrellas”. No fue hasta 1783 cuando fue concretada como cúmulo globular gracias a las observaciones emprendidas por William Herschel con un gran telescopio reflector, con el que pudo discernir y comprobar que el cúmulo estaba compuesto por miles de estrellas que se apiñaban hacia un núcleo irresoluble. En el año 1928, las imágenes tomadas por el norteamericano Francis Pease en el Observatorio del Monte Wilson demostraron el descubrimiento de una nebulosa planetaria que fue conocida tiempo después por el nombre de Pease 1.

Comentarios